5 Pueblos Mágicos imperdibles en el Estado de México

Portada Viajar

Verano, vacaciones, tiempo de encuentros y descubrimientos. En Nuestra Zona te presentamos cinco Pueblos Mágicos que ni pues dejar de visitar, hoy y siempre, en nuestra entidad

San Martín de las Pirámides: con la zona arqueológica más visitada del mundo

Por supuesto destaca la zona arqueológicas más visitada del mundo: Teotihuacán, la ciudad de los dioses, donde se encuentran edificaciones como la Pirámide del Sol, la de la Luna, El Templo de Quetzalcóatl y la Calzada de los Muertos.

Aquí el repicar de las campanas se mezcla con el sonido del huéhuetl. La historia antigua invita a descubrir la vida de estos dos pueblos.

Otros de sus atractivos están el parque Estatal San José Cerro Gordo y La Sierra de Patlachique.

No puedes perderte una de las experiencias más importantes en Teotihuacán: el vuelo en globo aerostático, paseos en bicicleta y recorridos guiados por la zona arqueológica.

Su feria representativa es la de la Tuna en el mes de agosto, en un entorno natural de cactáceas y el cual se puede disfrutar en agra

dables paseos en bicicleta.

 

 

Valle de Bravo: diversión al aire libre

Sus atractivos son múltiples. La plaza Independencia, ahí debes probar las nieves de zarzamora o los esquites con camarón y chile; el Mercado de Artesanías, donde podrás adquirir productos, entre ellas: textiles bordados o deshilados, utensilios de madera, cerámica de alta temperatura, barro vidriado, hierro forjado e incluso elaborada joyería.

La presa de Valle de Bravo es el atractivo más apreciado por muchos de los visitantes; en su embarcadero puedes rentar lanchas para pasear o pescar. También puedes practicar esquí acuático. Para los amantes del velerismo el Club de Vela Santa María; disfruta la libertad de las alturas al volar en parapente, ala delta o ultraligero, para ello el mirador del parque Monte Alto cuenta con una rampa donde buena parte de los intrépidos se lanzan a la aventura.

De noche la fiesta continúa en el agua, en los restaurantes flotantes o a bordo de embarcaciones que hacen lunadas.

La cascada Velo de Novia, una vistosa caída de agua que encuentra camino entre las rocas. En medio de este bosque encontrarás senderos para pasear en bicicletas y caballos que ahí pueden rentarse.

 

Metepec: con alma de arcilla y agua

En este Pueblo Mágico, con alma de barro, el hombre ha sabido aprovechar el agua y la arcilla para elaborar enseres domésticos como jarros, ollas y platos.

Símbolos característicos de este lugar son los árboles de la vida y las esbeltas catrinas, piezas que pueden encontrarse al caminar por los pasillos del mercado artesanal o por la calle Ignacio Comonfort, donde decenas de locales muestran cazuelas, nacimientos, santos, ángeles o los tradicionales eclipses.

Entre sus atractivos está el Cerro de los Magueyes, hasta lo alto la iglesia del Calvario, donde la vista se premia con una gran panorámica del Valle de Toluca. Abajo, al cruzar la calle está la iglesia y exconvento de San Juan Bautista, que data del siglo XVI y cuya fachada es una verdadera filigrana de motivos florales.

En el centro de Metepec, frente al palacio municipal, encontrarás un elegante quiosco y una gran fuente de aguas cristalinas, todo vigilado por la escultura de La Tlanchana, una mítica deidad acuática, hija de la luna, que ha sido representada como una sirena. Cada octubre Metepec se trasmuta y se convierte en todo aquello que la imaginación pueda figurarse.

Malinalco: exhuberante vegetación y calles empedradas

Rodeado de una inigualable belleza,  entre montañas de peculiares formaciones y una vegetación exuberante: Malinalco. Este encantador Pueblo Mágico de calles empedradas y con olor a flores donde respirarás tranquilidad te conquistará desde el primer momento.

Podrás conocer sus tradiciones y costumbres; su exconvento Agustino y su adoratorio Mexica en lo alto del cerro en la zona arqueológica con su majestuoso centro ceremonial que los mexicas erigieron; cuando entres al templo, la lengua de una serpierte te recibirá como una alfobra extendida bajo tus pies y te dará la biendenida al mágico mundo prehispánico de los Guerreros Águila y Jaguar, que están construidos directamente sobre la roca del cerro.

La leyenda cuenta que Huitzilopochtli venía en peregrinación desde Aztlán con el pueblo Azteca, pero su hermana Malinalxóchitl complicaba el trayecto porque con sus hechicerías aterrorizaba a sus súbditos, por lo que él decidió abandonarla mientras ella dormía.

Al verse Malinalxóchitl en tal situación reunió a la gente que la acompañaba y vino a fundar Malinalco. Este es el lugar que los Aztecas aprovecharon para erigir uno de los más importantes centros ceremoniales y militares que tuvieron: el Cuauhtinchán -ahora zona arqueológica-, lugar dónde entrenaban y se ordenaban los valerosos guerreros Águila y Jaguar.

 

 

Ixtapan de la Sal: meditación, descanso y salud

Ixtapan de la Sal es un Pueblo Mágico mexiquense ideal para la meditación, la curación y, sobre todo, para la relajación, con excelentes servicios de masaje y fisioterapia. Pasarás los días con un magnífico clima soleado y célebres aguas termales a las que se les reconocen propiedades curativas, rodeado de vegetación exuberante.

Aquí también podrás refrescarte en el parque acuático más grande de Latinoamérica, o disfrutar de las Grutas de la Estrella con sus maravillosas formaciones de estalactitas y estalagmitas debido al escurrimiento de agua en sus rocas.

Si eres muy aventurero podrás bajar al río subterráneo El Zapote, es un paseo que se lleva a cabo entre febrero y junio donde te maravillará lo sorprendente que puede resultar ver un haz de luz tocando el agua.

Vive una experiencia única en los Pueblos Mágicos de México, visita Ixtapan de la Sal.

 

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *