9 consejos básicos para “aguantar” una gripa

Bienestar

En invierno las enfermedades respiratorias no te dejan, ¿trabajar?, ¿dormir? o ¿hacer todas tus actividades cotidianas? sigue estos consejos

Parece inevitable que durante la temporada de frío comiencen la tos o la gripa a invadir tu cuerpo. Sin embargo, las molestias de estas enfermedades puede reducirse al máximo para que sigas con tus actividades cotidianas.

Al respecto, el pediatra Javier Sánchez Nava explica que lo más importante para mantener a raya tu gripa o tos, es;

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura: con ello genera mayor dificultad respiratoria y comenzarás con cuadros de tos o bien con secreción nasal exagerada”.
  • Hidratarte:  es esencial. “Las personas creen que porque no hace calor no deben tomar líquidos, pero el cuerpo para mantenerse caliente gasta energía y agua, por tanto necesitas tomar bebidas preferentemente calientes”. Aunado a lo anterior, cuando tienes gripe pierdes agua por las secreciones del moco, por tanto, debes reponerlas. En cambio, si tu problema es la tos, deberás ayudar a expulsar las flemas con líquidos, así se hacen más acuosas y saldrás prontamente. Para hidratarte en invierno lo ideal es tomar leche, té, café o chocolate caliente, que mantengan tu cuerpo a una temperatura ideal para funcionar. Recuerda que el frió “paraliza”.
  • Evita automedicarte, especialmente si no sabes si tu gripa o tos tiene un origen infeccioso ya sea por virus o bacterias. Así que acude con el médico para que te revise y sea él quien valore tu enfermedad. “Evita exponerte a lugares muy concurridos, puesto que puedes contagiarte de algún microorganismo. Evita el contacto de mano o beso con aquellas personas enfermas”, recomienda Sánchez Nava.
  • La higiene no está peleada con ninguna enfermedad, lo ideal es bañarse todos los días, pero evitar salir a la calle o meterse a la cama por la noche con el cabello mojado. Sécate y abrígate lo mejor que puedas así mantendrás tu cuerpo a una temperatura ideal.
  • La ropa es tu aliada: utiliza guantes, bufanda, abrigos, suéteres, gorros y calzado caliente durante la temporada invernal. Del mismo modo coloca cortinas gruesas en tu casa, así como tapetes y alfombras para que tu hogar esté a buena temperatura.
  • Al despertar: no te destapes bruscamente y camines en el suelo frío. Utiliza calzado y mantén tu cuerpo a una buena temperatura. Si te vas a bañar no lo hagas con agua muy caliente, y enseguida salgas de tu casa. Ese cambio brusco de temperatura generará más gripa o tos. Así que báñate y quédate en casa al menos 20 minutos para que tu cuerpo se aclimate. Es fundamental desayunar y tomar una bebida caliente, al tiempo de arroparte bien al exponente a la intemperie.
  • A media mañana: toma un bocadillo y también una bebida caliente. Si tu médico te recetó algún fármaco, ingiérelo tal como te lo indicó. Evita tomar remedios que no fueron medicados para ti.
  • Por la tarde: si bien cuando se tiene tos o gripa se pierde un poco el apetito, nunca dejes de comer puesto que tu cuerpo necesita de proteínas y minerales para reducir el impacto de la enfermedad respiratoria. Así que come un consomé de pollo caliente, (que tiene proteínas de origen animal y vegetal), una sopa de verduras, un caldo de res, un mole de olla y todos aquellos platillos que realmente te nutran.
  • Para la hora de dormir: duerme bien tapado: usa calcetines, una piyama de tela térmica o de tela polar, y emplea ropa de cama abrigadora. Propicia que tu habitación esté templada, evita las corrientes de aire (cierra ventanas y tapa orificios).
Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *