A liberar estrés con la conciencia de nuestro cuerpo a través del yoga

Bienestar Portada

Por José Viurquis | Nuestra Zona

Las incidencias de nuestra conflictiva vida, las horas en el auto o transporte, ante la tele o el tiempo sentados en el trabajo dejan nuestro cuerpo contraído, bloqueado, por lo que hay que liberarlo con el yoga.

Si no realizamos prácticas de estiramientos o expansión como el yoga, nuestra mente identifica nuestro cuerpo como un cubo, como un bloque, nos sentimos todos pesados, rígidos, en contención, y nuestros movimientos se van haciendo más lentos, la flexibilidad disminuye, por lo que es urgente el movimiento terapéutico y restaurativo.
El yoga provoca esa expansión, para que el cuerpo se relaje, libere toda la tensión, y a través de la conciencia evite todas las lesiones, malestares de un dolor crónico y al liberarte y conocerte mejorar hasta el funcionamiento de tu organismo.

Así nos presenta el yoga Andrea Gómez de la Sierra, quien dirige la práctica en el salón contiguo a la cancha de futbol de la Academia de Futsat  Satélite.

“Ayuda a calmar la ansiedad, a aumentar nuestro nivel de conciencia corporal, a dejar de vivir el día a día en esta rutina, a frenar para ser conscientes de nuestra respiración, nuestros movimientos, bajar nuestra mente al lugar en que está nuestro cuerpo”, expresa.

Y agrega que ya centrados, podemos realizar nuestra práctica en la que todas nuestras posturas nos llevan a, no solo a nivel físico, sino también a nuestros órganos, a liberar toxinas y así permitir que funcionen mejor, a darles espacios a nuestras vértebras y a generar el bienestar integral.
Si bien el yoga está de moda, también es porque ha funcionado. “Hay gente que no puede dormir, y después de practicar yoga ya puede, sufre dolores crónicos musculares y después de darse cuenta de las posturas, de generar conciencia de esta comunicación del cuerpo, ya sabe que necesita, donde estirarse.

Explica que hay yoga para niños y hasta para los 90 años, no hay límite, porque hay diferentes tipos de yoga, como el terapéutico, para la gente que tiene alguna lesión, o que ya está grande, pero también puede empezar estirando los músculos, que se Menciona el yoga vinyasa, que es para estar en movimiento con la respiración, hay flujo todo el tiempo, “no paras sino empiezas a encontrar ese flujo y esa conexión en cada postura y en cada movimiento, y le puede gustar a la gente más joven, más acelerada porque no nos quedamos mucho en una postura”.


Y apunta que el yoga no lastima, pero tienes que llegar a ser consciente, que es lo que te duele, la búsqueda del bienestar de tu cuerpo. “Mucha gente dice que no va al yoga porque se lastima, quizá ese tipo de yoga no es para ti, yo trabajo el movimiento terapéutico, en el que no realizamos posturas , sino todo el movimiento te va llevando a restaurar el cuerpo, igual y lo puedes complementar”.
Recomienda que antes de meterte a una clase vinyasa o muy fuerte, es necesario tomar una clase terapéutica, restaurativa, para que generes conciencia de tu cuerpo, te des cuenta que no lo estás contracturando, en donde tienes tensión, menos elasticidad, o sea que encuentres que está pasando en tu cuerpo, y una vez ya que lo identifiques, lo combines, la terapéutica con la vinyasa.

A sus recomendaciones agrega que sea todos los días para expandir el cuerpo. Porque ¿Cuántas veces a la semana te estresas? Tu cuerpo está contracturado, y aprendes a expandirte con el yoga, si no puedes acudir a la clase al menos hay que realizar los estiramientos básicos por la noche.

“Hay que estirar los brazos, los pies, el cuerpo, respirar, que realmente nos oxigenemos, para liberar toda esa tensión, aprender a fluir, en pensamientos, en movimientos, para que la sangre circule y los demás líquidos de nuestro cuerpo, sin que nada los detenga”.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *