Alimentación, clave para el control de la diabetes

Bienestar

Tres comidas y dos colaciones, ideales para mantener el peso corporal

Rafael Campuzano Rodríguez, endrocrinólogo e internista egresado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán explica que la diabetes es una enfermedad incurable, pero que puede controlarse efectivamente con una dieta balanceada, ejercicio diario y, por supuesto, el uso de medicamentos indicados por el médico.

Comer cinco veces al día

Lo mejor, es comer fresco del día: de desayuno un huevo hervido con una porción de jitomate, o un sándwich de vegetales acompañado de un té o un café sin endulzar.  A media mañana una manzana o racimo de uvas. En la comida ensalada con una porción de carne a la plancha o a las brasas. Como aderezo limón, pero nada de aceites con saborizantes.

Tomar agua natural, en lugar de refrescos, jugos o aguas de sabor. Para la media tarde un yogurt o un taco de carne deshebrada cocinada como tinga o salpicón. Y por la noche, una porción de pechuga a las brasas con ensalada de calabazas.

Lo más importante es no dejar a tu estómago con más de 4:30 a 5 horas sin probar alimento, ya que entre más pase el tiempo más ganas tendrás de comer lo que sea para reducir tu ansiedad por el alimento.

TE PUEDE INTERESAR LEER...Alerta Secretaria de Salud sobre el consumo de «productos milagro» para adelgazar http://nuestra-zona.com/alerta-secretaria-de-salud-sobre-el-consumo-de-productos-milagro-para-adelgazar/

Por eso, date tiempo para comer, siéntate y disfruta tu comida con la tranquilidad que merece alimentarte. “Evita las prisas, ya que comerás más de lo normal o bien elegirás alimentos que no son los ideales para tu nutrición”, dice.

Hervido sí frito no

“Las personas que viven con diabetes deberán aprender a alimentarse adecuadamente. Es decir, dejar a un lado los alimentos procesados (bollería y pan industrializado), los capeados (chiles capeados o tortitas de verdura capeadas), los empalizados (bisteces o pachuchas de pollo), así como todo aquello que esté frito.

Las formas más recomendadas para preparar los alimentos son: hervir, hornear o al vapor, ya que no utilizas grasas de más, ni añades sal u otros conservadores o aditivos de alimentos.

El arroz lo puedes preparar al vapor en lugar de frito, y para darle sabor añade ajonjolí o pistachos tostados. Existen muchas formas de alimentarte, pero las más sanas siempre serán las mejores para controlar los niveles de glucosa en tu sangre.

“Cuando comes panes, carbohidratos o azúcares tu cerebro se siente satisfecho e incluso placentero, pero estos productos no te nutren y sí son rápidos de absorber, es por eso que pronto tendrás hambre si sólo comes un pan con café; en cambio, los vegetales tienen fibra y proteína que ayudan a saciar tu hambre, te nutren y te mantienen con los niveles bajos de azúcar”, explica.

Consejos prácticos

Los productos ligth pueden ayudarte, pero nunca sustituyen a una buena alimentación.

Toma al menos dos vasos de agua cada 4 horas mientras estás despierto, eso ayudará a reducir tu hambre y te mantendrá en peso.

Prefiere las frutas naturales en lugar de aquellas en almíbar

Las verduras verdes te ayudarán a controlar mejor tu glucosa, prepárate ensaladas o sopas de: nopales, quintoniles, espinacas, acelgas y todo aquello que te guste.

Sal a caminar 15 minutos por la mañana, 15 por la tarde y 15 por la noche, verás que así tu digestión es mejor y tu glucosa es menor.

 

 

 

 

 

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *