Cada 40 segundos muere una persona por suicidio; los jóvenes, muy afectados

Bienestar

 Cada 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial contra la Prevención de Suicidio

Es una realidad en México, y en el mundo las tasas de suicidio se incrementan de forma alarmante. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud explica que cada año a nivel mundial 800 mil personas se quitan la vida.

Drogas y soledad, constantes entre los jóvenes suicidas mexicanos

De acuerdo con Emmanuel Sarmiento Hernández, jefe del Servicio de Admisión Continua en el Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro”, en México el consumo de drogas, la falta de relaciones personales y la depresión, son comunes entre los jóvenes que intentan suicidarse.

Así, en la última década, los niños y jóvenes mexicanos de entre 10 a 17 años de edad han incrementando los intentos de suicidio, especialmente en Aguascalientes, Chihuahua, Campeche y Quintana Roo.

Sin importar el género y las condiciones económicas, los jóvenes mexicanos están cometiendo más actos suicidas. La violencia, la sensación de pérdida, así como problemas de salud, la baja autoestima y la desesperanza forman parte de la vida de los jóvenes mexicanos, quienes si orientación, apoyo ni educación, buscan terminar con su vida.

Prevención y educación, la clave

Cada año se conmemora el 10 de septiembre como el  Día Mundial contra la Prevención de Suicidio, y al respeto Aldo Suárez Mendoza, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, precisa que es fundamental conocer cómo se siente el joven frente a las ideas suicidas o de la muerte.

“Si bien todos podemos en algún momento pensar en nuestra muerte, esto no se convierte en una obsesión. También debemos conocer cómo se enfrenta, el posible suicida, a las perdidas, puesto que algunas personas no pueden trabajar bien el desapego, sienten morirse cuando se divorcias, terminan una relación, se muere algún familiar o son despedidos de sus trabajos”, precisa.

El suicida, por lo general, menciona que desea morir, o bien tiene diversos actos poco comunes que deberán observarse a fin de actuar a tiempo y evitar la muerte de nuestro ser querido.

Señales de que podría estar pensando suicidarse: 

  • Hablar acerca del suicidio; por ejemplo, hacer afirmaciones como “voy a matarme”, “quisiera estar muerto” o “desearía no haber nacido”.
  • Obtener los medios para atentar contra tu propia vida, como comprar un arma o almacenar píldoras
  • Retraimiento de la vida social y deseo de estar solo, especialmente quedarse encerrado en su recámara.
  • Tener cambios de humor, como pasar de estar eufórico un día, pero al siguiente puede estar profundamente triste.
  • Preocuparse por la muerte, por el hecho de morir o por la violencia.
  • Sentir desesperanza o impotencia ante una situación.
  • Aumentar el consumo de alcohol o comenzar a usar drogas.
  • Sufrir cambios en la rutina normal, por ejemplo, cambios en la alimentación y en los horarios de sueño.
  • Hacer cosas riesgosas o autodestructivas, como consumir drogas o conducir con imprudencia.
  • Regalar las pertenencias o dejar en orden los asuntos materiales cuando no existen motivos lógicos para hacerlo.
  • Despedirse de las personas como si la despedida fuera definitiva.
  • Desarrollar cambios de personalidad o estar sumamente ansioso o agitado, en particular al experimentar algunos de los signos de advertencia antes indicados.

 

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *