En colonias y fraccionamientos siguen las fiestas y la lucha de la policía por dispersarlas ante el riesgo de la pandemia

Cinco fiestas dispersó la policía el fin de semana

Naucalpan Portada

En las colonias La Escalera, Iscalli Chamapa, San Lorenzo Totolinga, Río Hondo y el fraccionamiento Echegaray, en Naucalpan, elementos de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal disolvieron, este fin de semana, cinco fiestas.

Gracias a los reportes ciudadanos, a través redes sociales y llamadas al Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), los uniformados dispersaron, a tiempo, las reuniones que resultaron ser fiestas callejeras.

Los asistentes, en su mayoría jóvenes y menores de edad, fueron advertidos sobre los riesgos de contagio de coronavirus, por lo que tuvieron que regresar a sus hogares y mantener el distanciamiento social.

En calles y domicilios se realizaron fiestas que fueron anuladas por la policía de Naucalpan ante el riesgo de la enfermedad mortal
En calles y domicilios se realizaron fiestas que fueron anuladas por la policía de Naucalpan ante el riesgo de la enfermedad mortal

El comisario, Lázaro Gaytán Aguirre, descartó que se tratara de fiestas COVID-19. Señaló que los eventos los convocaron grupos de sonideros, que se llevarían a cabo en la vía pública y en viviendas particulares.

“En Naucalpan no ha habido convocatorias de ese tipo de fiestas. Nos estamos dando cuenta de que se están organizando las fiestas y estamos interviniendo con anticipación para evitar la conglomeraciones de personas”, aseveró.

En la demarcación, los esfuerzos por mantener la salud de la ciudadanía se han redoblado en estos últimos días. Este fin de semana, la Policía desplegó un operativo para exhortar a la ciudadanía a no realizar reuniones en sus en hogares, salones de fiesta o espacios abiertos.

El dispositivo contó con 134 unidades que recorrieron las calles de municipio a fin de concientizar a la población.

Gaytán Aguirre hizo un llamado a la ciudadanía a no celebrar fiestas ni reuniones masivas, ya que los organizadores podrían hacerse acreedores a sanciones.

“Se exponen a que sean presentados ante el Ministerio Público y sancionados e investigados por la comisión de un delito, lo que puede implicar prisión preventiva”, señaló.

Durante la disolución de los eventos no se presentaron confrontaciones, ni tampoco hubo detenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *