Cómo evitar subir de peso en diciembre

Por Guadalupe Camacho/periodiconuestrazona@gmail.com

Llegó diciembre y con él nuevos propósitos y metas para vivir mejor y con mayor calidad. Entre los tantos deseos y proyectos uno de ellos cobra notoriedad: bajar de peso, ya que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y el segundo en adultos.

Sin embargo, existen personas para quienes esta pretensión se vuelve un sueño inalcanzable, debido a que justamente es diciembre cuando se bebe y come de más. Expertos de la Clínica de Peso y Tratamiento Quirúrgico de la Obesidad recomiendan que para evitar el incremento de peso es necesario comer solo algo de lo que le sirvan. Lo ideal es ingerir sólo la mitad.

Si bien en temporada decembrina hay un sinfín de fiestas y celebraciones en las que imperan alimentos variados, algunos ricos en grasas y condimentos, –dependiendo del modo de preparación–, puede probarse de todo siempre y cuando no se exceda.

Así, las raciones y porciones adecuadas son importantes, sin embargo, en estas fechas eso pasa a segundo término y las personas comen en exceso y además rápidamente.

 Aprender a decir no

Cuando le inviten a comer, cenar o brindar llegue con el estómago lleno y aprenda a decir: No, gracias ya comí. Sea categórico al decir la frase ya que, para algunas personas el decir no significa lo contrario.

Asimismo, agradezca cordialmente los alimentos que le sirvan y si insisten, pídalo para llevar. No lo coma en ese momento y explique que acaba de comer sus alimentos y que el médico le recomendó no alimentarse de más porque tiene el colesterol o el azúcar elevados, aunque sea parcialmente cierto.

Reúnase en lugares donde no se coma, por ejemplo un parque, en donde sólo ofrezcan bebidas o en la casa de un compañero que viva solo o que no cocine.

El Instituto de Obesidad y Enfermedades Metabólicas señala que en la época decembrina los mexicanos comen más porque socializan en torno de la comida. Las personas invierten gran cantidad de tiempo en la preparación de los platillos, tienen gran variedad de ellos sobre la mesa y esto propicia que se consuma en exceso.

Pequeñas modificaciones ayudan

Durante la temporada decembrina hay que ser solidarios y pensar en tener una alimentación saludable. Más allá de los regalos es importante para la familia estar sanos y festejar sin excesos.

Por tanto, solidarícese con los que tienen enfermedades como obesidad, diabetes, hipertensión, que se relacionan con la comida, y ayudéles a vivir la tradición y que puedan continuar con el manejo de su padecimiento.

¿Cómo hacerle? Algunos consejos son sencillos, que le parece realizar pequeñas modificaciones en la preparación de los alimentos para que puedan festejar, disfrutar y al mismo tiempo cuidar su salud.

Así que organizarse y cocinar en familia ayuda mucho, y realice pequeños cambios: disminuya la cantidad de sal y de azúcar, así como de la grasa que añadirá a los platillos. Sustituya los alimentos fritos por asados, use aceite en lugar de manteca o crema, cambie las harinas blancas o refinadas por harinas integrales, incluya verduras y frutas de la estación que además de que son saludables, le dan gran colorido a los platillos.

 

Tips

Comer sólo algo de lo  que le sirvan

Asistir a eventos con el estómago satisfecho

Decir No gracias ya comí o pedir para llevar

Reunión en lugares sin comida. Parques

Solidarizarse con quienes guardan dieta

Disminuir sal y azúcar

Sustituir fritos por asados, aceite por manteca

Usar harinas integrales en lugar de blancas

Incluir frutas y verduras de la estación