Creer que tenemos la razón absoluta nos convierte en fuente de conflictos: Rigoberta Menchú

Si no escuchamos y creemos que ya tenemos la razón, nos convierte en una fuente de conflicto más que en una solución, mencionó la Premio Nobel de le la Paz 1992, Rigoberta Menchú Tum, en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Menchú Tum dictó la conferencia “La mediación en los procesos de paz y resolución de conflictos”, donde enfatizó la ponderación como uno de los elementos cruciales para enfrentar controversias vecinales, de territorios e, incluso, entre naciones.

 

Reconoció que conocer la naturaleza de un conflicto poco tiene que ver con las cuestiones teóricas:

Rigoberta Menchú convivió con alumnos de la FES Acatlán
Rigoberta Menchú convivió con alumnos de la FES Acatlán

“Es mucho mejor ir a escuchar a la gente, porque cree que no hay una solución y la autoridad inmediata no está cumpliendo su papel. La dimensión social de los conflictos es una ciencia extraordinaria. Si usted decide ser un mediador de conflictos debe conocer la naturaleza de los conflictos”, sentenció.

Para intervenir en los conflictos, Menchú Tum recurrió a reglas ancestrales, de esa forma sugirió que las personas deben tener buen estado de ánimo y excelente salud, “mejor cúrate primero y de ahí vas a cumplir una misión. La calidad de la persona humana dice mucho en un colectivo; una sonrisa irradia prosperidad, tranquilidad, bienestar y autoridad también. Luego, dar consejos que se puedan cumplir”.      

La defensora de los derechos humanos estuvo acompañada de Domingo Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades de la UNAM; Manuel Martínez Justo, director de la FES Acatlán, y Nora del Consuelo Goris Mayans, secretaria general Académica.

La defensora de los derechos humanos estuvo acompañada de Domingo Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades de la UNAM; Manuel Martínez Justo, director de la FES Acatlán, y Nora del Consuelo Goris Mayans, secretaria general Académica.

 

Después de la conferencia de la Premio Nobel de la Paz 1992, el doctor Martínez Justo, agradeció la presencia de la doctora Menchú Tum, y dijo que “para Acatlán es verdaderamente un privilegio y honor tenerla aquí. Acatlán requiere este tipo de eventos, intercambios y tipo de lecciones que son importante para nosotros, por eso agradezco también a Alberto Vital Díaz por traer a Acatlán a esta gran mujer, darnos la oportunidad de tener a esta gran mujer”.

Al término de la conferencia, mujer indígena k’iche, que se ha destacado por su liderazgo al frente de luchas sociales en el ámbito nacional e internacional, interactuó con los asistentes; escucho preguntas de los alumnos y dio puntual respuesta a cada cuestionamiento.  

Por su parte, el doctor Vital Díaz manifestó que la Coordinación de Humanidades tiene bajo su responsabilidad los trabajos de la cátedra extraordinaria Rigoberta Menchú Tum; la doctora Menchú Tum es investigadora extraordinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Tengo una pasión especial por la literatura, la doctora Menchú Tum también tiene una veta muy importante como escritora, es otra de las razones por las que podemos comunicarnos el día de hoy. Específicamente trae ahora un tema que me parece fundamental, que la literatura también trata y es parte esencial de la vida humana, justamente es la mediación en temas de conflictos. Por muchas razones se nos presenta en la vida cotidiana, vida social, puntos de diferencias que a veces se convierten en conflictos. El trabajo de mediación resulta especialmente importante”, comentó Vital Díaz.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comenario

Tu dirección de correo no será publicada.


*