¡Cuidado! videojuegos pueden causar grave daño a la salud de los niños; controla su uso

Llegaron las vacaciones y los niños pasarán todo el día en casa, en el mejor de los casos jugando entre ellos. Pero… muchos otros destinarán muchas horas del día frente a las computadores por los videojuegos. 

¡Cuidado! La adicción a los videojuegos propicia daños emocionales, falta de socialización y afectaciones físicas que se agravan paulatinamente, por lo que la Secretaría de Salud del Estado de México aconseja a los padres de familia restringir el uso de estas tecnologías y supervisar las conductas de los menores que las utilizan con frecuencia.

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró a esta adicción como una enfermedad mental, por lo que la dependencia señala que este trastorno perjudica principalmente a jóvenes menores de 20 años que al no lograr avanzar las etapas les provoca angustia severa, baja autoestima, cambio de conductas y disminuye la relación con familiares; también niegan la adicción y se resisten a la atención médica.

Advierte que los pequeños, aunque también los adultos, que usan en exceso consolas, tabletas o celulares para jugar, pueden sufrir:

  • Sueños alterados
  • Pérdida del sentido de la realidad
  • Problemas de dieta
  • Deficiencia en la actividad física:
  • Comportamiento agresivo porque generalmente estos juegos son bélicos.

Efectos del uso excesivo de videojuegos:

  • Resequedad e irritación en los ojos
  • Dolor en tendones y músculos de los dedos por uso de controles
  • Vejiga obstructiva y colon irritable, principalmente en niños pequeños que al jugar omiten necesidades fisiológicas
  • Estrés
  • Sudoración
  • Taquicardia.

Para evitar estas complicaciones o enfermedades se recomienda disminuir gradualmente el uso de estos dispositivos y a los padres de familia establecer condiciones, frecuencia y horarios para usarlos.

Su tratamiento requiere de apoyo familiar para reconocer esta adicción y se debe acudir con un psicólogo para identificar el nivel de afectación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comenario

Tu dirección de correo no será publicada.


*