Distribuirá Estado de México 111 millones de tallos para el Día de la Madre

Actual

La derrama económica este 1o de mayo será de 1 mil 991 millones de pesos; los principales mercados son la Zona Metropolitana de la CDMX y estados fronterizos

Productores del Estado de México distribuirán 111 millones de flores este Día de la Madre, que de acuerdo con comerciantes de la zona metropolitana, llegará a costar hasta 200 pesos la docena.

“Esta es la fiesta de las rosas”, aseguró Nancy Olivia Bernal González, productora de Villa Guerrero al hablar sobre la celebración del 10 de mayo, ya que en el Estado de México se cultivan para esta fecha un total de 799 hectáreas.

Tan sólo por la producción de rosa, el Estado de México tendrá una derrama económica de más de 287 millones de pesos por el Día de la Madre, cuya producción es seleccionada flor por flor, para cumplir con los estándares de calidad que implica la exportación a países como Estados Unidos y Canadá, en su mayor parte, y a otros estados especialmente de la frontera norte, así como a la Ciudad de México y colindancias con nuestra entidad.

Edomex, primer productor de flores en México

Gracias al trabajo de más de 8 mil 200 productores mexiquenses, hoy el Estado de México se reafirma como el primer lugar productor de flor, no sólo de rosa, sino de otras especies como gladiola, gerbera, crisantemo, lilium y clavel, cuya derrama económica en total será de 1 mil 991 millones de pesos en estas fechas.

Con más de cinco meses de espera para que las rosas estén en su punto exacto para ser cosechadas, los productores se preparan con la contratación de mano de obra, ya que la flor debe ser seleccionada una a una.

Tras el corte de los tallos, las flores pasan a prerefrigeración en donde las rosas son expuestas a una temperatura de 2 grados centígrados para restar el calor de cada rosa; más tarde, llegan a un proceso de calibración y se clasifican por tamaño para después ser empacadas en piezas de 25 rosas. Una vez empaquetadas, se hace un nuevo embalaje de paquetes de 125 rosas, es decir, cinco paquetes de 25; mismos que son puestos en una procona. 

La procona es un tipo de empaque que ayuda a que las flores lleguen de la manera más fresca; ésta se divide en tres partes: una tina que lleva agua con conservadores, sobre la cual se pone una caja de cartón y dentro de ella los cinco paquetes de 25 flores cuyos tallos van sumergidos en el agua con el tratamiento.

Finalmente, encima se pone una tapa de reja para que la flor respire libremente. Las rosas empacadas en las proconas pasan a una exposición final de frío para ser embarcadas en tráilers que las llevarán a su destino más lejano en países y floreros de las mamás que habitan en Estados Unidos y Canadá.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *