Papelerías espera recuperación

Esperan comerciantes recuperación con retorno a las aulas

Empresarios Portada

El regreso a clases presenciales, el lunes 30 de agosto, será para los comerciantes y prestadores de servicios vinculados a la educación, el inicio de la recuperación económica ya que impacta, de manera directa en poco más del 30 por ciento del intercambio comercial popular.

Así lo dio a conocer el Consejo para el Desarrollo del Pequeño Comercio y la Empresa Familiar (ConComercioPequeño), que coordina  Gerardo Cleto López Becerra, quien agregó que estiman, para el ciclo escolar 2020-21, el resurgimiento de negocios de papelerías, librerías, uniformes, transporte, artículos deportivos, materiales didácticos, electrónicos, alimentos y por supuesto las mismas escuelas particulares.

Expuso que la población a la que atienden en educación básica –preescolar, primaria y secundariaconsume en aquellos negocios que se ubican físicamente alrededor de los planteles, como son tiendas de abarrotes, peluquerías y estéticas, fotocopiadoras, zapaterías y cafés internet entre los principales. Para este año, también los negocios de artículos de limpieza y santitización se han visto beneficiados.

Sin embargo, indicaron que no es total la recuperación, pues los padres de familia están haciendo grandes esfuerzos para surtir las listas escolares y preparar a sus hijos, ya que este año se registra una caída en el gasto promedio, en comparación con el realizado en ciclo 2019-20.

López Becerra expuso que hace dos años el gasto promedio era de 2 mil 500 pesos por estudiante inscrito, mientras que para el ciclo escolar 2021-22 el gasto promedio que se está dando es de mil 500 pesos, lo cual representa una baja del 40 por ciento, lo cual se reciente en las cajas registradoras de los pequeños comercios.

Así, «de los 70 mil millones de pesos que se estimó el gasto educativo a nivel nacional hace dos años, pasará a no mas de 30 mil millones de pesos para este año. Los dos factores principales de la caída de la derrama económica para el regreso a clases son, en primer lugar, la lenta -y en algunos casos nula-, recuperación de los ingresos y salarios de los padres de familia luego de los cierres de la economía de los meses de marzo y diciembre del año pasado como principal estrategia para contener la pandemia del COVID-19.

La caída en los ingresos y el aumento paulatino de productos de consumo popular está propiciando que en los hogares se reduzcan los gastos que no se consideran indispensables. Los sectores sociales más empobrecidos no consideran en estos momentos el gasto educativo como prioritario.

Otro factor es la incertidumbre que hay en un amplio sector de padres de familia de enviar a sus hijos a las escuelas por temor al contagio. Pese a los anuncios oficiales, existen dudas sobre el porcentaje de la población vacunada y la aplicación de protocolos de sanitización de planteles educativos. «Nuestra institución lo ha repetido insistentemente: la recuperación económica va de la mano con las estrategias de contención de la pandemia», expresó.

Los pequeños empresarios indican que persiste la duda en cómo las autoridades responsables recuperarán el 20 por ciento de la población educativa que desertó durante este año y medio de pandemia por no haber podido tener las herramientas tecnológicas ni pedagógicas para haberse conectado a las clases virtuales.

El comercio en pequeño se mostró solidario con los padres de familia, sabedores de la importancia que tiene el regreso a clases presenciales para que los niños y jóvenes recuperen el nivel educativo que se perdió  durante los ciclos escolares tendidos durante la pandemia. «Un amplio sector del comercio formal mantendrá los precios del 2020 y en otros casos, ofertar descuentos adicionales en la adquisición de artículos escolares.

Los afiliados a ConComercioPequeño llamaron a las autoridades educativas a fortalecer el trabajo con los padres de familia y los sectores comerciales que se encuentran en torno de los planteles educativos, para tener espacios seguros ante contagios y lograr que este regreso a clases sea una estrategia exitosa y no una experiencia dolorosa.

Los comerciantes señalaron que el sector papelero del Centro Histórico de la Ciudad de México, instalado tanto en las calles de Mesones, Isabel La Católica, Uruguay, Cuba así como en las inmediaciones de la plaza de Santo Domingo, continúa siendo afectado  por los constantes cierres de vialidades implementados por las autoridades viales ante cualquier brote de protesta política o social, por lo que exhortaron a las autoridades locales abrir la movilidad que permite la venta.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *