Invasión de áreas verdes o cambios de uso de suelo restan calidad de vida en fraccionamientos: Jorge Hughes

La invasión de áreas verdes donadas por fraccionadores o el cambio de uso de suelo es muy común en Naucalpán, Atizapán, Tlalnepantla o Huixquilucan, alerta el procurador del colono en el Edomex

Por Patricia R Andrade Barajas /Nuestra Zona

En Naucalpan, Atizapán, Tlalnepantla y Huixquilucan es donde se dan más casos de invasión de áreas de donación en fraccionamientos, básicamente áreas verdes, señaló el procurador del Colono del Estado de México, Jorge Adolfo Hughes Pérez.

Particulares, lo mismo toman áreas naturales, barrancas, ríos y parques por usucapión (invasión de áreas por más de 10 años) para reclamar derechos de terrenos que son zonas comunitarias donadas por fraccionadoras para uso común.

Ocurre en La Herradura, Huixquilucan, en que el Club de Golf Bellavista, en Atizapán o en  Lomas Verdes, Naucalpan, señala Adolfo Hughes, al destacar que la Procuraduría del Colono interviene como mediador entre ciudadanos y autoridades.

“Estamos atendiendo un caso en la Herradura, como ocurre en fraccionamientos de más de 40 años. En aquel entonces contaban con áreas de donación básicamente, verdes, donde a través del tiempo se fueron adueñando particulares de ellas, como club de Golf Bellavista, donde invaden el río, y áreas comunes con un edificio de departamentos.

“Hay gente que llega, pone una malla, de repente se les da servicios de luz, de agua y con eso justifican que han estado en posesión pacífica por más de 10 años y se quedan con terrenos que fueron de donación para esos fraccionamientos, o el municipio.”

Otro asunto que lacera a los colonos es el cambio de uso de suelo, y algo muy inquietante es lo que ocurre en el Club de Golf La Hacienda, donde lo que era un centro hípico, ahora están cambiando el uso de suelo para que se hagan seis torres de edificios.

Advirtió que asesora a los colonos porque esos cambios de uso de suelo que se modifican afectan a los que llevan muchos años viviendo en esas áreas. “Imagínate que de repente te levantes y te encuentres que te van a hacer centro comercial, o una cantidad de viviendas, que va a pasar con las vías de comunicación saturadas”, señaló.

Hughes señaló también que la explosión demográfica y el ansia de tener vivienda lleva a la desesperación de las personas, como aquellas que qadquirieron casas en Huehuetoca, o Tecámac, donde ahora están abandonadas,  ya que el tiempo de desplazamiento al trabajo o las escuelas, no les redituaba.

Indicó que la Procuraduría del Colono cuenta con 24 abogados que auxilian a los ciudadanos para que acudan a las instancias correctas, cuando estén violando el reglamento condominal, o tienen problemas más graves como la invasión de áreas comunes, o privadas.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comenario

Tu dirección de correo no será publicada.


*