Izcalli adeuda 723 millones de pesos por laudos laborales de administraciones pasadas

Por mandato del Tribunal Colegiado de Circuito se obliga a presupuestar recursos por 97 millones de pesos para pago de laudos en el anteproyecto de egresos 2019

Por la omisión que de pasadas administraciones, el gobierno de Cuautitlán Izcallil ha acumulado una deuda de 406 millones 548 mil 129 pesos; mientras que OPERAGUA debe 70 millones 525 mil 259;  DIF 244 millones 534 mil 624; e INMUDECI 1 millón 617 mil 356 por concepto de laudos laborales; hasta el momento Mavici no tiene, pero se contempla la posibilidad de que enfrente estas situaciones.

Lo anterior fue expresado por el presidente de la Comisión de Prevención y Atención de Conflictos Laborales del Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli y octavo regidor, Gregorio Romero Espinosa, en el marco de sesión de cabildo con carácter Extraordinario,  quien resaltó que el 100% de los laudos laborales del municipio que estarán integrados en el anteproyecto de egresos son de administraciones anteriores.

Puntualizó que existe un mandato del Tribunal Colegiado de Circuito que obliga a considerar en el documento de egresos 2019 la cantidad de 97 millones 341 mil 353 pesos con 90 centavos para efecto de pagos de laudos.

En el marco de la sesión, María Isabel Morales, tercera regidora, expresó la congruencia de la actual administración desde el día uno de trabajo, donde se tomó la decisión de disminuir los salarios y “asumir de manera profesional y apegada a derecho la irresponsabilidad de anteriores gobiernos”.

En la Centésima Sexagésima Quinta Sesión del Ayuntamiento, con carácter de Extraordinaria, de tipo Pública, se aprobó mediante votación nominal y por unanimidad, los acuerdos y acciones para la Prevención, Atención y Solución de Litigios Laborales de la administración pública y organismos descentralizados de Cuautitlán Izcalli.

Por su parte, el Alcalde Víctor Estrada, expuso las complicaciones de una administración pública, en particular para enfrentar el tamaño de estos laudos laborales, y puntualizó que es un reto para cualquiera que se atreva a ser la cara del pueblo.

“Se trata de no rendirse y seguir adelante hasta el final, realizando acciones en beneficio de la sociedad a pesar las trabas y conflictos heredados”, concluyó Estrada Garibay.

Durante la sesión y a petición del octavo regidor, Gregorio Romero, de ser una votación nominal, cada uno de los integrantes del cabildo coincidieron en destacar que los laudos son un problema muy serio que han tenido que enfrentar las administraciones por la omisión que otras autoridades tuvieron en su momento.

Sé el primero en comentar

Deja tu comenario

Tu dirección de correo no será publicada.


*