La capilla Sixtina mexicana está en Guanajuato; visítala

Viajar

Se ubica a solo 17 kilómetros de San Miguel de Allende * sus muros y paredes tienen murales pintados por Miguel Antonio Martínez de Pocasangre

El Santuario de Jesús de Nazareno, en Atotonilco, Guanajuato, es también conocido como la capilla Sixtina mexicana, por los hermosos murales que fueron pintados en techos y muros.

Ubicado a tan solo a 17 kilómetros de San Miguel Allende, este hermoso lugar fue construido entre 1740 y 1776, tiempo en que el padre  Luis Felipe Neri de Alfaro vivió y donde planeó que podría ser una casa para ejercicios espirituales.

Al sacerdote solo le faltó ver concluida  la capilla de la Santa Escuela.

Las pinturas que adornan el techo y las paredes fueron obra del mestro queretano, Miguel Antonio Martínez de Pocasangre, quien tardó aproximadamente 30 años en realizar.

El Santuario de Atotonilco es Patrimonio de la Humanidad desde 2008

.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *