No olvides proteger tu piel diariamente del daño solar

Bienestar Destacada

Ante el cambio climático hay que cuidarse todos los días 

Cáncer de piel, arrugas, manchas y falta de lozanía son secuelas de la exposición prolongada y sin protección a los rayos solares. “La gente comienza a cuidar su piel cuando son adultos, pero resulta que el daño solar es acumulativo. Ello significa que el sol que tomes durante la infancia y adolescencia tendrá consecuencias en tu vida adulta”, explica la dermatóloga Laura Juárez Navarrete, expresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

En este sentido, ya no sólo durante las vacaciones o la llegada del verano, es esencial que las personas se protejan ante la radiación solar y es muy importante que se tenga protección para rayos ultravioleta A y B.

“Lo más importante es no exponerse a los rayos durante las 10 am y las 16:00 horas ya que durante ese tiempo el sol cae de pleno y el daño en la piel es aún más grave”, indica la experta.

Además, es importante utilizar manga larga, sombrero, ropa de algodón y de tejido cerrado, todo ello crea una barrera de protección física contra el paso del sol.

Asimismo, es indispensable que las personas usen bloqueadores solares que les permitan proteger las zona expuestas (brazos, rostro, cuello y manos, principalmente) al sol de forma cotidiana.

“En el mercado hay gran variedad de productos de diversas marcas que te protegen contra la radiación; lo ideal es utiliza un factor de protección solar (FPS) mayor a 30 porque con ello se asegura que tu piel estará resguardada, pero es importante ponérselo cada cuatro horas, pero si se está sudando la puesta es cada 60 minutos”, indica la dermatóloga.

Niños y adultos mayores con mayor cuidado

La entrevistada recomienda no exponer al sol a los niños menores de 6 meses de edad, debido a que ellos no tienen aún maduros los niveles de melanina y, por tanto, pueden sufrir graves quemaduras. Por su parte, los adultos mayores tienden a presentar la piel más seca y con algunas enfermedades asociadas como la diabetes. Por ello, necesitan mayores cuidados e hidratación extra.

“Cuando vamos a la playa, pero también en la ciudad es muy importante mantener la piel protegida, por eso el uso de cremas, geles o sprays con factores de protección de 30+ a 50+ son esenciales”, indica Juárez Navarrete.

En los varones el spray, gran opción

Para los varones se res recomienda el uso de protectores solares en spray para que el vello de su rostro o cuerpo no se lesione al ponerse las cremas; en cambio, para las pieles grasosas o con tendencia a desarrollar acné lo ideal es utilizar geles; y si tu piel es reseca lo mejor es utilizar cremas.

La experta recomienda que antes de utilizar tu protector solar, te pongas crema hidratante de la que cotidianamente utilizas del diario. Asimismo, después de asolearse es recomendable utilizar un hidratante para que la piel se recupere y no genere pigmentos: manchas, pecas o lunares sospechosos.

“El cáncer de piel es uno de los problemas más comunes que observamos los dermatólogos, ya que las personas en México poco están acostumbradas a proteger su piel durante las vacaciones, prefieren verse bronceados porque según ellas les da estatus, pero en realidad sólo les está generando lesiones en la dermis”, lamenta la experta Juárez Navarrete.

 

¿Qué es el factor de protección solar?

El factor de protección solar o índice de protección solar indica cuanto tiempo más un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse una persona. Por ejemplo, una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de diez minutos al sol, tardaría 15 veces ese tiempo con un FPS 15. Lo ideal es que los mexicanos usen un FPS mínimo de 30.

 

Tagged