Cruz Atrial de Cuautitlán símbolo del surgimiento del municipio

Rescatan símbolos de identidad de Cuautitlán y México

Cuautitlán Portada

En Cuautitlán van a  reconstruir la estación del tren, el jardín principal y el quiosco, como aportación a la amalgama de identidad de los mexicanos, por lo que significa Juan Diego y su casa, paso obligado para llegar a la Basílica de Guadalupe.


El alcalde Ariel Juárez Rodríguez menciona además el reordenamiento del tianguis prehispánico del martes, donde se puede encontrar todo tipo de objetos, animales, plantas que consumen habitantes de los municipios cercanos, a quienes reciben los cuautitlenses con esa identidad generosa y don de gente.

Presidente municipal de Cuautitlán, Ariel Juárez Rodríguez
Presidente municipal de Cuautitlán, Ariel Juárez Rodríguez

Ariel Juárez reconoce que para tener basílica de Guadalupe, primero hubo una casa y Juan Diego.

En el marco del CVXCV de Cuautitlán, Ariel Juárez menciona los dos pueblos, los 10 barrios 18 colonias 24 Fraccionamientos, 23 conjuntos urbanos, ocho ejidos, ocho parroquias y 18 templos que tiene ahora el municipio ancestral.

El alcalde recuerda la estación de Ferrocarril, porque fue la primera del país, construida en 1878, en el tiempo de Porfirio Díaz, ahí se hizo se hizo la primera llamada telefónica al Palacio Nacional, por lo que anuncia que se encuentra en proceso de reconstrucción, porque da origen a Cuautitlán.

Del Jardín principal, menciona el reloj abandonado, descompuesto por muchos años, también en rehabilitación y el quiosco del jardín, donde está la Cruz Atrial monumento histórico, que data del 25 de agosto de 1555, de las más hermosas de América.

Luego atrae el tema de la iglesia del Cerrito, que hace surgir el “sentimiento de patria , la casa donde nació San Juan Diego, donde hay una ermita, que es la sensibilidad de ser mexicanos, y muestra de la identidad generosa y don de gente que distingue al cuautitlense”.

Reitera que es obligado el paso por ahí porque es de donde partió San Juan Diego varias veces hasta tener la basílica de Guadalupe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *