El presidente de Colonos de Club de Golf Bellavista, Hugo Quezada

Ruido, basura y bloqueo de calles y casas ocasionaban raiders Atizapán

Colonos Portada

El presidente de Colonos Club de Golf La Hacienda, Hugo Quezada,  señaló los problemas que enfrentaron residentes por las actividades del Club de Futbol Americano Raiders en Atizapán, como bloqueo de avenidas y residencias por autos, ya que carecían de estacionamiento, y generaban ruido y basura, además de que no aportaban para mejorar las condiciones de la zona.

Acompañado de dirigentes de Colonos de Mayorazgos de los Gigantes, Guadalupe Rico, Residencial Las Arboledas, Román Rodríguez, Kathy Butcher, de grupo Madín, Antonio Dávila de Corredores Arboledas y el ex alcalde Salvador Vázquez, Hugo Quezada indicó que de un sitio donde jugaban «casaritas», lo convirtieron en un club exclusivo al extender instalaciones en al menos 8 mil metros cuadrados, a donde llegaban cientos de autos que obstruían vialidades del fraccionamiento Mayorazgos del Bosque y contiguos, además de dejar basura y afectar la tranquilidad de los colonos desde las 7 horas todos los fines de semana.

Dirigentes de colonos y asociaciones civiles en reunión en Club de Golf La Hacienda
Dirigentes de colonos y asociaciones civiles en reunión en Club de Golf La Hacienda

Los más de 800 jugadores desembolsaban 12 mil pesos por temporada, más 8 mil por el equipo, además de arbitrajes. Las instalaciones eran sub arrendadas para partidos de soccer, principalmente de otros comunidades, ya que estiman que el 98 por ciento de los deportistas provenían de otras partes y solo algunos de Atizapán, y muy pocos de la zona, estableció el dirigente y directivos.

Los colonos hicieron un reconocimiento a la presidenta municipal de Atizapán, Ruth Olvera, por cumplir con sus funciones para la recuperación del sitio, que ya tenía más de 30 años con esta situación iniciada por administraciones pasadas y que hoy culmina con su recuperación.

Fue el juez Octavo de Civil de Tlalnepantla que el 2 de junio de 2017 dictó sentencia definitiva, dentro del juicio ordinario civil número 21/2014, para que el Ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza, tenga pleno dominio sobre el bien inmueble que ocupa y condena a club Raiders, Asociación Civil, a entregar el bien a la autoridad municipal.

El Club Raiders recurrió a un sinnúmero de impugnaciones y amparos y en todas tuvo fallos adversos, e incluso recurrió a un supuesto contrato de compra venta, para alargar la posesión del predio, sin embargo, fue el 2 de agosto del presente año que el Tribunal Colegiado confirmó la sentencia recurrida y determinó sobreseer dicho juicio. Así, el municipio es el único propietario del sitio y que lo destinará para las actividades recreativas que tiene establecidas para el sitio.

«Tenían muchos ingresos, de los que nunca aportaron nada a la comunidad, solo ocasionaban molestias y falta de respeto hacia los vecinos, ya que desde entrenamientos ocasionaban conflictos viales y contaminación auditiva y del medio ambiente con basura, y con mayor intensidad los fines de semana, pues se estacionaban en cualquier lado, obstruyendo vialidades y residencias, indicó el secretario de Colonos de Mayorazgos del Bosque, Jesús Cosío.

Antonio Dávila de Club de Corredores Arboledas y dirigentes de Colonos
Antonio Dávila de Club de Corredores Arboledas y dirigentes de Colonos

El presidente de la Asociación Corredores de Arboledas, Antonio Dávila externó su apoyo por la recuperación del espacio, ya que se necesita para gente que prefiera ejercitarse en un espacio cerrado, ya que en la pista de corredores se han registrado actos de vandalismo y la proliferación de perros, y no es adecuado para niños, ni para personas adultos mayores.

Indicó que es necesaria la presencia de la autoridad para aplicar el reglamento de parques abiertos, en la pista de corredores, con el fin de mantener la tranquilidad y las instalaciones, ya que los mismos Corredores de Arboledas se han preocupado por dar mantenimiento básico, ante el vandalismo, pues rompen luminarias y las bancas, las que tuvieron que reponer. Toño Dávila ofreció el trabajo de los corredores en un proyecto integral para satisfacer necesidades de la comunidad principalmente de niños, y adultos mayores.

 

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *