Te decimos cómo tener una cena de Navidad amigable con el ambiente

Portada Tendencias

En los momentos más importantes y de diversión también puedes cuidar el planeta

Llegaron las fiestas de diciembre y estamos a unos pasos de celebrar dos de las fechas más importantes para los mexicanos y para el mundo en general: Navidad y Año Nuevo.

Fechas ideales para reencontrarnos con los amigos, la familia y los compañeros de trabajo o de la escuela.

Sin embargo, en estas fechas también nos encontraos con un grave problema, el consumo de energía se incrementa debido a las luces que usamos en casa para adornarla y al gas que utilizamos para calentarnos o para preparar los alimentos calientes.

Para tomar conciencia de la importancia de cuidar el planeta, comencemos con pequeños cambios que al final podrían convertirse en grandes acciones para contribuir al cuidado del planeta.

 

Comencemos por celebrar, de forma más ecológica, las fiestas decembrinas. Para ello, en Nuestra Zona te damos 12 fáciles consejos

  1. Prepara la cena durante la mañana que la cocina está más fresca, esto evita que el refrigerador se sobrecaliente y tenga un funcionamiento excesivo.
  2. Mete al horno la mayor cantidad de alimentos para tener un aprovechamiento eficiente de energía.
  3. No abras el horno durante el periodo de cocción. Cada vez que lo haces, la temperatura desciende alrededor de 25 grados, y se tiene que gastar más energía para que vuelva a la temperatura deseada.
  4. Apágalo cinco minutos antes del tiempo estimado de                                             cocción, el calor guardado servirá para terminar el proceso.
  5. Calienta la cena cuando los invitados ya estén sentados, muchas veces anticiparse ocasiona que se tenga que recalentar la comida entre dos y tres veces.
  6. Utiliza refractarios o recipientes de vidrio para hornear o calentarEl vidrio retiene el calor, así se acorta el tiempo de cocción.
  7. Descongela el pavo con agua fría, es un método seguro y permite ahorrar energía.
  8. Lava en un recipiente todas las frutas que utilices para el ponche, y el agua que obtengas la puedes reutilizar para el baño.
  9. Lava los platos justo cuando termines de comer. Si permites que los restos de comida o bebida se sequen en los trastes, necesitarás una mayor cantidad de agua.

10  Si los lavas a mano, enjabónalos con la llave cerrada y ábrela cuando te dispongas a enjuagar todo.

  1. No utilices el fregadero como depósito de residuos, sobre todo evita verter el aceite en la tarja,  una gota contamina decenas de litros de agua. Guárdalo en un bote para cocinar o recógelo en un material absorbente y tíralo a la basura.
  2. El ponche puede funcionar como abono para las plantas, si tienes sobrantes de esta deliciosa bebida no la tires, aprovéchala en tus plantas pues por los nutrientes que desprenden las frutas se convierte en un excelente abono natural.

Fuente: Veolia, experta en el manejo eficiente del agua, residuos y energía

 

 

 

 

 

 

 

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *