Patricia Durán Reveles y encargados de comedores comunitarios

Profesionistas desempleados y amas de casa, beneficiados por comedores

Naucalpan Portada

Más de 62 mil comidas han entregado los 17 comedores comunitarios durante poco más de 100 días, en plena contingencia por la pandemia del coronavirus COVID-19 para garantizar la alimentación de profesionistas desempleados, amas de casa, deportistas, personas de la tercera edad y con discapacidad, entre otros.

Con cerca de media tonelada, la alcaldesa, Patricia Durán Reveles, surtió los sitios en que se produce la comida para naucalpenses que se quedaron sin ingresos. En la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en la colonia Benito Juárez, las personas encargadas de cada comedor recibieron aceite, frijol, arroz, proteínas y pastas, entre otros.

La alcaldesa destacó la intervención de los Consejos de Participación Ciudadana en la operación de las cocinas que han alimentado a más de 22 mil familias durante la pandemia por COVID-19.  “Unidos salimos adelante de cualquier crisis, de cualquier reto o problema que se nos presente en la vida», externó la alcaldesa.

Reciben despensas y alimentos para comedores
Reciben despensas y alimentos para comedores comunitarios

El secretario de Gobierno, Mauricio Aguirre Lozano, reveló que en poco más de 100 días el han repartido más de 22 toneladas de alimento con apoyo del DIF, la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, y la Coordinación de Protección Civil y Bomberos que obtienen donativos, reparten despensas o sanitizan espacios.

En el comedor comunitario de Santa Cruz Acatlán, Irma Norma Peñuñuri Medina, comentó que la epidemia ha afectado a vecinos de todos los sectores económicos. Comerciantes, profesionistas y amas de casa no se han escapado de los estragos del COVID-19.

«Hay gente de todos los niveles económicos como médicos, amas de casa, comerciantes, deportistas, una abogada que no tiene trabajo«, describió Peñuñuri Medina. Irma Norma comenzó el proyecto, entre los habitantes se corrió la voz. En la actualidad, atiende aproximadamente a 43 familias, durante seis días a la semana.

El comedor del pueblo Santa Cruz Acatlán no solo espera, los familiares de Irma Norma también van a donde hay necesidad. Hay muchas personas adultas mayores que temen salir de sus casas.  «Les da miedo, les llevo sus alimentos en bolsas, con los protocolos sanitarios», comentó la encargada del sitio, ubicado en la calle De los Huicholes.

En el pueblo de San Lorenzo Totolinga, los habitantes se debaten entre pagar la renta o alimentarse. Ahí, desde mes y medio, Ana Laura Tlaseca Medina y seis vecinos tienen una cocina que auxilia hasta a 110 personas al día, tres veces a la semana. «Hay bastantes vecindades, mucha gente sin trabajo o que recortaron su salario», manifestó Ana Laura.

El sacerdote Agustín Reyes Martínez coordina un comedor en la colonia Benito Juárez, donde reparten hasta 300 comidas calientes o despensas a gente de colonias como la Bonfil, Ampliación Benito Juárez, Olímpica Radio y Alfredo del Mazo. «Llegamos a los más vulnerables calle por calle. Colocamos una carpa o en una casa, o accesoria y se cocina».

En la entrega estuvieron funcionarios municipales como Ricardo Gudiño Morales de OAPAS; el director de Servicios Públicos, Christian Mendoza Navarro; del DIF, Alicia Carranza Téllez y de Asuntos Religiosos, Socorro Ibarra.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *