Reducen comercio ambulante a 50 por ciento y a solo dos días 👍

Destacada Tlalnepantla

Patricia Andrade | Nuestra Zona

Tras dialogar por la necesidad de trabajo con los comerciantes ambulantes, el gobierno de Tlalnepantla permitió el comercio con 200 vendedores informales, solo en una calle del centro, y durante dos días, sin obstruir los negocios establecidos.

En rueda de prensa, el presidente municipal, Raciel Pérez Cruz, indicó que en una parte de la calle Emilio Carranza se establecerán los vendedores ambulantes solo sábados y domingos de 7 a 18 horas, y de las 4 a las 7 horas se permitirá el ingreso y salida de las mercancías.

Además solo utilizarán dos metros en el centro de la vialidad para dejar libres el frente de los negocios establecidos y las banquetas.

El Presidente Municipal, Raciel Pérez Cruz, indicó que su gobierno “enfrenta los problemas no los evade ni busca salidas fáciles”, por lo que a través del diálogo con seis agrupaciones y cuatro representantes independientes, se acordó que de lunes a viernes no se permitirá la instalación de puestos en los alrededores del referido mercado.

 

Explicó que redujo más de 50 por ciento el número de ambulantes porque de entre 500 y 700 ahora son 200, y no podrán establecerse de lunes a viernes.

Comentó que dialogar siempre fue el instrumento, e incluso no hubo desalojos de comerciantes, sino que se les solicitó que no se establecieran, de acuerdo con el marco legal, y apoyados con elementos municipales y estatales, los vendedores irregulares aceptaron no situarse más en los alrededores del mercado Filiberto Gómez.

“Fue una solución realista a un problema que era ya impostergable su solución. La medida que tomamos generó amplio consenso de la ciudadanía, los alrededores del mercado Filiberto Gómez eran ya un problema extra de comercio, porque generaban condiciones de otro tipo, muy cercanas a un esquema de delincuencia”, explicó.

Raciel aceptó que se había generado un ambiente intransitable, poco higiénico que motivaba a otro tipo de conductas que no eran comercio.

El operativo sigue vigente, porque es una medida de fondo, que llega a los vendedores independientes y a los representados por asociaciones, quienes expusieron que les gustaría alinearse a este ordenamiento, que permite ejercer el comercio por la necesidad de fuentes de trabajo.

Y así se dejó de afectar al comercio regular, a las escuelas, y empresas, ya con la movilidad de una ciudad como Tlalnepantla, que requiere limpieza y seguridad, además de que se cuida el mobiliario urbano y luce el Centro Histórico en condiciones de higiene.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *