Cerrarán los panteones en Día de Muertos

Naucalpan Portada

Del 30 de octubre al 2 de noviembre permanecerán cerrados los 13 panteones de Naucalpan y solamente se ofrecerán servicios funerarios, con el fin de atender el exhorto de la Secretaría de Salud del Estado de México, sobre las medidas sanitarias en los 125 municipios, con el fin de impedir contagios de coronavirus.
El Departamento de Panteones, que depende de la Secretaría de Servicios Públicos, estima que en los dos panteones municipales, San Andrés Atoto y San José Río Hondo, entre el 1 y 2 de noviembre llegan a concentrarse 35 mil personas. Ambos cementerios suman poco más de 17 mil fosas.
En Día de Muertos, por costumbre, los pobladores colocan platillos tradicionales de la cocina mexicana, llamativos adornos y flores de exuberantes colores como la cempasúchil y la mano de león, sobre las tumbas. Un río humano invade los sitios que es iluminado por veladoras, ya que los familiares de los que ya se fueron, pasan la noche a su lado.
El secretario de Servicios Públicos, Carlos Trujillo Anell, invitó a la población naucalpense a celebrar de una forma distinta esta fecha para preservar la salud propia, de la familia y de compañeros de trabajo.
“Como una medida de responsabilidad del Gobierno municipal se determinó que los panteones se mantuvieran cerrados del 30 de octubre al 2 de noviembre, expuso Trujillo Anell.
Según la tradición prehispánica, las almas de los fallecidos regresan al mundo de los vivos para compartir con sus familiares y disfrutar de la comida que se les coloca, ya sea en la tumba o en un altar creado en casa.
“Tradicionalmente en México se hacen altares en las casas, entonces habrá que hacerlo de esta forma. Queremos pedir a la ciudadanía comprensión, no es por arruinar el recuerdo de las personas que ya no están con nosotros en este plano físico, es un tema de responsabilidad, para poder salir de esta contingencia sanitaria”, expresó el funcionario.
Los servicios que ofrecerán tanto los cementerios públicos como los privados serán de inhumación y depósito de cenizas.
En todo el país, las noches del 1 y 2 de noviembre son el momento culminante del Día de Muertos, festividad mexicana que fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *