Padres de familia por el retorno a clases presenciales

Padres de familia por retorno mixto y presencial a las aulas

Educación Portada

Una encuesta que aplicó la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) sobre el retorno a clases presenciales reveló que el 38.6 por ciento está de acuerdo en mantener la educación a distancia, mientras que de forma presencial la prefiere el 35.3 e híbrido 26.1 por ciento, por lo que sumados las dos últimas mediciones dan 61.1, que estarían por un retorno, aunque se alternado, a las aulas.

Como agrupación la UNPF se manifestó por el retorno a las escuelas, ya que reconoció «las afectaciones de aprendizaje y habilidad socio emocional que dejado en nuestros hijos, estamos conscientes de las consecuencias de rezago y abandono escolar y todo lo que esto afecta el desarrollo de nuestro país», expresaron.

Agregaron que están a favor de las clases presenciales, pero que sea un retorno responsable no improvisado, comprometido con la educación y la salud de nuestros hijos y de sus maestros.

“La UNPF, ante la declaración del Presidente de la República de considerar la educación esencial, y en representación de los padres de familia que participaron en nuestra encuesta sobre el regreso a clases, exigimos a la SEP garantice un regreso responsable considerando la realidad que estamos viviendo”, señalaron en un comunicado.

Sobre las dudas sobre un retorno seguro, consideraron que es creciente la incertidumbre sobre  la toma de decisiones del regreso a clases por falta de información confiable, y que son más  de 25 millones de alumnos entre niños y jóvenes, así como sus padres de familia, en la disyuntiva de un regreso a clases que no se define y no se garantiza.

Puntualizaron que los docentes y directivos, están a la espera de las indicaciones de las autoridades educativas, ya que el regreso presencial es voluntario y responsabilidad y decisión de los padres de familia, porque observan falta de liderazgo y compromiso, desorganización e incongruencia en la aplicación de los protocolos propuestos.

Señalaron que educación de calidad, considerada como actividad esencial, requiere de mayor compromiso y presupuesto que se vea reflejado en escuelas con infraestructura adecuada, con servicio de luz, agua potable, acceso a internet y programas viables de mejora y calidad.

Reiteraron que si las autoridades insisten que la educación es actividad esencial, entonces deben ocuparse de la adecuación de infraestructura, capacitación docente, inspección y vigilancia por la autoridad de salud y de un seguimiento epidemiológico.

Los padres de familia, que están de acuerdo que sus hijos regresen, deben de asumir también la corresponsabilidad de cuidarse y cumplir con los protocolos, así como supervisar que la escuela cumpla con los mismos.

Como sociedad se debe contribuir a la construcción de una nueva normalidad, invitando a sumar esfuerzos con empresarios, organizaciones de la sociedad civil, especialistas, padres de familia y autoridades educativas con  el propósito de incentivar la participación y responsabilidad social.

Tagged